Bienvenidos

Intentando entender el presente con trozos de nuestro pasado

jueves, 21 de noviembre de 2013

Breve historia de la Rambla



Passeig de la Rambla, antiguo arenal utilizado por los pescadores, propiedad del  marqués de Barberà, fue cedido al consistorio a mitad del siglo XIX, con la condición que se construyera un paseo,  a cambio el ayuntamiento le dio la licencia para construir las casas que hay actualmente.



Ha tenido varios nombres; Paseo Martínez Campos, Paseo Pi i Maragall, Paseo del Caudillo, y desde 1979 oficialmente  Passeig de la Rambla.
La urbanización del paseo fue diseñada por el arquitecto municipal Francisco de P. Villar Lozano,  en 1868. Se nivela el suelo, se cubre con arena fina y se plantan palmeras y acacias, estas últimas  fueron sustituidas en 1907 por más palmeras al no crecer como se esperaba.

En 1879 se colocan bancos de madera
En 1880 se inauguran los primeros baños conocidos como “baños Titus”
En 1881 abre los baños La Sirena.
En 1882 el paseo ya tiene faroles de gas
En 1893 el primer quiosco de bebidas.
En 1894 se instala en medio de la Rambla la estatua a Vinçenc Roca i Pi

 

En 1897 se construye al lado de l’escola del Mar los primeros jardines, compuesto por una cueva, un lago y un salto de agua, más tarde se añadió una estación meteorológica, todo ello fue destruido en 1928 por razones sanitarias.





 A finales del siglo XIX y principios del XX la Rambla estaba delimitada por dos balaustradas , situadas en la calle Prim y la calle del Mar, queriendo separar las casas de pescadores con las nuevas construcciones, en 1919 fueron sustituidas por unos faroles con una circunferencia de cemento que hacía de banco.
Compartida con los pescadores donde arreglaban sus redes, el tren la dividió en dos, dejando delimitada la zona de paseo y de trabajo.

Nacen locales de ocio, restaurantes, tabernas y hasta el primer cine de Badalona empieza en la Rambla en 1899, se celebran todo tipo de actos, concurso de sardanas, procesiones, baile de gigantes, fuegos artificiales,ferias, etc, etc. se convierte en la zona de paseo de los Badaloneses y así sigue hasta el día de hoy.



2 comentarios:

  1. En todas épocas ha sido un paseo muy bonito, con las palmeras dándole ese toque exótico y elegante al mismo tiempo. Da gusto pasear por ahí. Eso sí, cuando hay poquita gente :-)

    Saludos

    ResponderEliminar
  2. no sabía la historia. Me hubiera gustado ver los jardines de 1897

    ResponderEliminar